“Conciencia plena” o “Atención plena”.

La traducción al español no es clara, y podemos emplear varias expresiones, como “conciencia plena” o “atención plena”. En realidad, el término mindfulness se utiliza para describir tres cosas: el constructo teórico en sí mismo, la práctica para desarrollar el estado de atención plena que es un tipo concreto de meditación, y el proceso psicológico de estar consciente.
La atención plena o mindfulness no se refiere a un contenido mental, sino a una actitud ante nuestra experiencia. Independientemente de cómo o cuál sea ésta. Se trata de ser conscientes de la experiencia presente sin juzgarla, sino aceptándola tal y como se presenta. Es atender voluntariamente, dejando que el cuerpo se relaje y sin embargo permaneciendo alerta. Algunos autores utilizan la metáfora del gato que espera pacientemente a la entrada de la madriguera: está a la vez relajado y atento. Esa es la actitud sobre la que se asienta el mindfulness: la distensión relajada y al mismo tiempo la atención muy despierta.

vivimos con un grado importante de inconsciencia cotidiana

Está lejos de lo que parece ser el modo cotidiano desde el que vivimos. Demasiado frecuentemente nuestra cotidianidad nos lleva a funcionar con el piloto automático. A vivir con un grado importante de inconsciencia cotidiana, a experimentar lo que nos acontece simplemente para librarnos de ello y que llegue lo siguiente, lo que nos convierte en seres precipitados hacia la muerte al perdernos la vida. La alternativa es ser conscientes de cada cosa que hacemos en el momento en el que la estamos haciendo.
pexels-photo-31370
¿Qué ocurrirá si practicas la atención plena así, con todo tu ser?… El cuerpo, los sentidos, la atención y la conciencia receptivos, penetrando hondo… Relajado, sin agenda, interesado, alerta, receptivo y amistoso… Como seres humanos podemos aprender a sumergirnos en nuestra totalidad, a no limitar la experiencia de la vida a nuestros hábitos de pensamiento y a los continuos desplazamientos de la atención del pasado al futuro. Con una actitud receptiva, distendida y sin juicio hacia toda experiencia emergente.

La alternativa es ser conscientes

Uno de los más importantes investigadores actuales en este tema es Jon Kabat-Zinn, director de la Clínica para Reducción del Estrés y del Centro para la Atención Plena (Mindfulness) en la Medicina, el Cuidado de Salud, y la Sociedad de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts. Sus trabajo de investigación y desarrollo desde 1979 se han enfocado en las interacciones mente-cuerpo relacionadas con la salud, y en las aplicaciones clínicas del entrenamiento en meditación de atención plena (mindfulness meditation) dirigida a personas con dolor crónico y con trastornos relacionados con el estrés. Sus estudios han sido los pioneros acerca de los efectos de la meditación mindfulness en el cerebro, de cómo éste procesa las emociones especialmente bajo estrés, y del efecto de estos procesamientos en la salud, incidiendo en su influencia en el sistema inmune. La definición operativa de mindfulness o atención plena que propone expresa bien el concepto:
“Mindfulness (atención plena) es la conciencia que aparece al prestar atención deliberadamente, en el momento presente y sin juzgar, a cómo se despliega la experiencia momento a momento”. Jon Kabat-Zinn
Si quieres conocer el mindfulness desde la práctica e integrarlo en tu día a día, apúntate a la nueva actividad matinal cada martes de 11:00 a 12:15. Meditaremos en grupo, conoceremos los principios del Mindfulness para desarrollar nuestra inteligencia emocional e incorporaremos a nuestro día a día una hábito saludable para nuestro equilibrio y bienestar.
 

Imparte Silvia Rojas Martínez: Experta en Mindfulness, Terapeuta Floral Integrativa y Transpersonal. Si te interesa una consulta o asesoría individual puedes solicitarla:

en Espacio Sano o en mindfulnessasturias@gmail.com

.